RM Grupo Automoción
  • nuestras marcas
  • Toyota. Abre nueva ventana
  • Nissan. Abre nueva ventana
  • Hyundai. Abre nueva ventana
  • Mazda. Abre nueva ventana
  • Kia. Abre nueva ventana
  • Reparaciones de vehículos Jeep
  • Reparaciones de vehículos Chrysler Reparaciones de vehículos Dodge

Últimas noticias

Según la información obtenida, gran número de conductores afirman desconocer cómo se debe circular con máxima seguridad por estos elementos viales.

Consejos para circular correctamente por una rotonda

Si el conductor tiene que coger la primera salida a la derecha de la rotonda
- En el acceso a la rotonda: Acceda a la rotonda por el carril derecho.
- Dentro de la rotonda: Manténgase en el carril externo y señalice con el intermitente el giro a la derecha.

Cuando continúe recto
- En el acceso a la rotonda: Acceda a la rotonda por el carril derecho.
- Dentro de la rotonda: Se tiene que mantener el carril externo de la rotonda y señalizar con el intermitente derecho una vez hay pasado la salida anterior a la escogida. En caso de tener dificultades para realizar la maniobra se recomienda rodear de nuevo el anillo y salir con las máximas garantías de seguridad.

Cuando la salida que se quiere coger está a la izquierda o se hace un cambio de sentido:
- En el acceso a la rotonda: Acceda a la rotonda por el carril izquierdo.
- Dentro de la rotonda: Incorpórese al carril interno y manténgase en el carril interno.
- Señale con el intermitente derecho una vez pasada la salida anterior a la escogida.
- Para salir de la rotonda desplácese al carril exterior sin obstaculizar los vehículos que circulan por este carril, dado que tienen prioridad. En caso de tener dificultades para realizar la maniobra no le importe rodear de nuevo la anilla y salir con garantías de una mayor seguridad.

Es la eterna duda cuando compras un coche: me decanto por uno de gasolina que es algo más barato pero su combustible es más caro o, por uno turbodiésel, por el cual hay que desembolsar más dinero pero se obtiene una mayor autonomía por depósito. ¿Cuántos kilómetros hay que hacer al año para saber si realmente interesa este último? ¿También influyen otros gastos como el seguro o el coste de las revisiones?

 

Te fijas en el diseño, en el equipamiento, cuánto vale con los extras elegidos, la financiación a cuatro años… salvo el motor porque lo tienes claro desde el principio: turbodiésel. ¿Estás seguro? En la actualidad, casi el 75% del parque automovilístico español se alimenta de este carburante, más económico (aunque no tanto como antes, cuando existían unas diferencias de hasta más de medio euro por litro) y también más sucio (tras la combustión se emite mayor contaminación a la atmósfera debido a su composición química). Debido a su alto rendimiento energético y a la mayor autonomía que se alcanza por depósito, es la principal opción elegida por muchos conductores sin ser conscientes de que el sobrecoste que pagan por ello no lo rentabilizarán en la vida del automóvil. Éste, en la actualidad, se cifra en más de 20.000 kilómetros por año. ¿A qué nos referimos exactamente?

 

-Diferencia de precio: un coche alimentado por gasóleo suele costar unos 1.500 euros más que uno gasolina (algo que puedes comprobar verídicamente en el configurador on line de cualquier fabricante), aunque hay versiones que, a igualdad de potencia y equipamiento, puede dispararse hasta 3.000 euros.

 

-Rentabilidad: esos 1.500 euros (250.000 pesetas de las de antes, una cifra más llamativa si se hace la conversión a la antigua moneda), ¿se justifican por kilometraje? Evidentemente sí, pero teniendo el Diesel en las estaciones de servicio a una media de 1,35 euros/litro y la gasolina a 1,42 euros/litro, hay que hacer una media de 21.500 kilómetros al año, llegando a rentabilizar la adquisición casi en unos 85.000 kilómetros, es decir, en casi seis años (con un gasto medio de cinco litros a los 100 para el caso del diesel, seis en el gasolina). Cierto es que en cualquier momento tu situación puede cambiar (lo que ahora no empleas tanto puede que en dos años lo uses mucho más), pero los actuales motores gasolina tienen un gasto real de unos 6,5 litros a los 100, incluso menos si se practica una conducción eficiente.

 

-Impuesto de circulación: no suele haber diferencias ya que el valor que se toma para su medición es el caballo fiscal, aunque cada vez más se va a tener en cuenta el valor de las emisiones de C02.

 

-Seguro: las consultas que hemos hecho para estudiar este punto nos lo dejan claro: el gasolina es unos 50-100 euros más asequible por año en una modalidad a todo riesgo. El porqué se esconde en dos tendencias: los coches que más se roban son turbodiésel y proporcionalmente, se averían más y tienen más accidentes.

 

-Mantenimiento: las revisiones vienen estipuladas según recomendación de cada marca, aunque suelen ser similares. Donde hay diferencias significativas es el coste de las piezas, ya que debido a la mayor complejidad técnica de un propulsor turbodiésel (con auténticas virguerías), habrá que desembolsar más dinero cuando existan averías.

 

-Reventa: no olvides que el valor de la reventa de un turbodiésel también es superior, algo que dicta el propio mercado tal y como te hemos comentado al principio (en 1990 por ejemplo, sólo 13 turismos de cada 100 utilizaban este carburante; en la actualidad representan 75 de cada 100).

 

 

Noticia extraida de autoscout24.es


Ocasión
TOYOTA Avensis 2.0 D4D Active
Año 2011
AHORA
desde 15500 €
CITROEN C4 1.6 16v VTR Plus
Año 2004
AHORA
desde 4500 €
NISSAN QASHQAI +2 1.6 dCi SS ACENTA 4x2
Año 2013
AHORA
desde 17900 €

Kilómetro 0
NISSAN Micra 5p 1.2G 80CV NARU EDITION
Año 2014
AHORA
desde 8900 €
TOYOTA Auris Hybrid Active Touring
Año 2014
AHORA
desde 21500 €
TOYOTA GT86
Año 2014
AHORA
desde 26900 €
Busca tu coche
Tipo de vehiculo
Segmento
Precio
Texto libre
Suscribete al newsletter
Logotipo RM Grupo | Automoción